Cuando un vertido que ha provocado un suceso de contaminación del suelo es de cierta envergadura o bien se trata de descontaminar emplazamientos industriales muy extensos, estos proyectos suelen dilatarse en el espacio y en el tiempo, proporcionando un gran contenido de información y datos que difícilmente son procesados por las empresas responsables de los costes económicos de la remediación y teniendo como consecuencia directa que la toma de decisiones se transforme en una tarea complicada y tediosa por falta de formación.

La supervisión que propone INVESOIL a los promotores de proyectos de descontaminación permite aumentar la efectividad de los equipos instalados, incorporar nuevos puntos de vista que permitan mejorar las tareas de descontaminación, reducir costes y agilizar y facilitar los trámites y comunicaciones con la administración.