En el marco de la Ley 5/2013, que modifica la Ley 16/2002, todas aquellas instalaciones que están bajo el regimen de autorización ambiental y su actividad implique el uso, producción o emisión de sustancias peligrosas relevantes, deben realizar este tipo de estudio antes de su puesta en marcha o bien para la renovación de la autorización ambiental.

Este estudio pretende facilitar información sobre la situación de partida de las instalaciones, desde el punto de vista de afección al suelo y/o al agua subterránea, mediante la realización de toma de muestras que permitan determinar las concentraciones de potenciales compuestos químicos contaminantes en el medio. Los datos proporcionados por este estudio, en el caso de clausura de la actividad, serán utilizados para evaluar el impacto producido y determinar si es necesario o no inciar un expediente de suelos contaminados.

En INVESOIL estamos preparados para llevar a cabo el estudio completo, desde la recopilación documental de datos en las instalaciones y del entorno donde se encuentra la actividad, como la ejecución de sondeos y toma de muestra necesaria para completar el informe.