La Ley 26/2007 y el Real Decreto 2090/2008 que la desarrolla, establecen que los operadores de las actividades incluidas en el Anexo III de la Ley deberán disponer de una garantía financiera que permita hacer frente a los daños acontecidos al medio ambiente debidos a un accidente.

La cantidad mínima a garantizar debe determinarse mediante un Análisis de Riegos Ambientales, que identifique y describa los escenarios accidentales y su probabilidad de ocurrencia para finalmente, establecer la valoración económica del coste de las medidas reparadoras que habría que aplicar en el caso que se produjera una eventualidad.

La información obtenida del Análisis de Riesgos también permitirá implantar acciones preventivas en su instalación con el consecuente ahorro económico en la constitución de la póliza e incentivar políticas de protección del Medio Ambiente dentro de su organización.

En INVESOIL tenemos una dilatada experiencia en la resolución de expedientes de Responsabilidad Ambiental y por ello queremos ayudarte a hacer tu Análisis de Riesgos para que puedas contratar una garantía financiera adecuada a tu actividad.